Inauguran exposición “Jícuri, Danzantes” en Quinta Gameros

Un total de ocho esculturas que miden entre 1 y 1 metro y medio conforman la colección presentada la noche de este jueves 22 de noviembre por el maestro Rafael Acosta Carrillo, bajo el título “Jícuri, Danzantes” en el Centro Cultural Universitario Quinta Gameros, en el marco del Programa Permanente de Artes Plásticas del Departamento de Difusión Cultural.

La ceremonia de inauguración estuvo presidida por el maestro Raúl Sánchez Trillo, Secretario General de la Universidad Autónoma de Chihuahua y el Jefe del Departamento de Difusión Cultural, maestro Luis Carlos Delgado Montes.

Sobre Rafael Acosta y su obra, Sánchez Trillo señaló que una de las máximas cualidades del artista es su arduo y detallado trabajo con amplias cualidades estéticas y profundos valores simbólicos como lo es la Danza del Venado, originaria del estado de Sonora.

La colección escultórica permanecerá en exhibición hasta el mes de enero y cuenta como un evento artístico para el Carnet Cultural Universitario. La entrada es libre y los horarios de visita son de martes a sábado de 11:00 a 19:00 horas y los domingos de 11:00 a 17:00 horas.

“Jícuri, Danzantes” trata sobre la danza del noroeste mexicano en relación con la cultura material. Las danzas de pascola y venado son un vínculo muy importante entre el mundo cultural y espiritual de esta región. Los “animales del monte” representados por los danzantes, músicos y diversos sones tocados durante las fiestas tradicionales mayos y yaquis.

Las festividades de Navobaxia donde las danzas tienen una participación importante comprenden Cuaresma—Semana Santa, de febrero hasta abril.

En todas ellas se identifica un aspecto importante que despliega el carácter de la fiesta; el momento culminante cierra con las danzas de pascola y venado. La cultura material implica de esta manera, la relación de las personas con los objetos, de acuerdo con un código estético, simbólico, religioso, dancístico, etc. Pero también una relación estrecha con el medio natural que los rodea.

A partir de la relación que guardan los individuos con el mundo natural como las danzas es que van adquiriendo un sentido sumamente complejo, esta relación nos permite entender cuáles son las características materiales que presentan cada personaje (músico y danzante) y que el elemento contiene las danzas referentes a su cultura material.

En este sentido, las danzas aluden a los “animales del monte” la flora y fauna a través de la parafernalia, sones, cantos e instrumentos musicales.

“He ahí que mi propósito de expresar mi inquietud de materializar en formas escultóricas la danza del venado en toda su plenitud de movimiento en una técnica de forja y soldadura y una síntesis de vestuario enfocado a la anatomía muscular del individuo, representado en alambrón y alambre”.

 

Sobre Rafael Acosta

Escultor Rafael Acosta Castillo. Maestro en tallado de madera En la Facultad de Artes. UACH. Nació en San Luis Río Colorado, Sonora; estudió en el entonces Instituto de Bellas Artes la Especialidad en escultura y pintura.

Cuenta en su haber con más de una treintena de exposiciones colectivas e individuales en México y el extranjero.

Algunos de sus trabajos más destacados en materia de escultura monumental son el Arcángel San Miguel en Somerton Arizona, la Virgen María, los murales de la Línea Internacional en la frontera entre San Luís Río Colorado, Sonora y Estados Unidos, el  Monumento a Benjamín Flores también en su tierra natal; la Escultura Monumental del Indio Concho en San Francisco de Conchos, una mención honorífica en el Premio Chihuahua, Monumento al Futuro en Chihuahua; Mural Escultórico “Herencia de la Cultura Paquimé” en las Facultades de Ingeniería y Ciencias Químicas de la UACH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: