Acercan el trabajo editorial y el amor a los libros en la Plaza Cultural Los Laureles.

Por: Viviana Mendoza Hernández

Este sábado 13 de noviembre en Plaza Cultural “Los Laureles ” Luis Fernando Rangel, Alfredo Caro Espinoza y Edgar Trevizo hablaron acerca del trabajo editorial y presentaron las editoriales “Medusa Editores” y “Sangre Ediciones dentro de las actividades de la conferencia “Editores en Chihuahua” realizada en el marco de las actividades del “Día Nacional del Libro” organizadas por la Secretaría de Cultura de Chihuahua para preservar la costumbre de la Feria del Libro en Chihuahua aún con los retos que la pandemia de COVID19.  

En lo que fue el centro de información de Chihuahua, CIDECH, los escritores y editores hablaron de los retos que representa para una editorial pequeña poder realizar un trabajo que atraiga al lector. De qué se trata el proceso la maquetación profesional de libros en papel consiste en maquetar, componer, diagramar, los elementos textuales y gráficos que componen el contenido de la publicación para ofrecer legibilidad al contenido y fluidez al texto para que la experiencia lectora sea placentera y no se distraiga.
Esto debe incluir que la editorial tenga características propias, para que el lector se sienta “familiarizado” con el color que los identifica, tipo de letra, tipo de ilustraciones entre otros aspectos que los escritores pueden pensar, pero no tener del todo claros a la hora de presentar su obra. Como ellos mismo experimentaron en sus primeras publicaciones. 

¿Cuántas páginas? ¿Necesita ilustraciones al interior del texto? ¿La portada guarda relación con lo que el autor quiere expresar? ¿Es atractivo? Son algunas de las cuestiones que debe enfrentar el diseñador después de que el encargado de leer los borradores que reciben y el corrector de estilo dieron el “vista bueno” al texto. 

El corrector es un apoyo esencial para los escritores y los editores. El escritor puede redactar algo y esmerarse en no tener errores de ortografía, redacción, dedazos frente al teclado y, además tratar de mantener el ritmo de las ideas que necesita escribir antes que se desvanezcan entre otros pensamientos relacionados. El corrector debe centrar su atención en detectar y corregir los errores antes de que se haga el diseño y se imprima. 
Un lector con experiencia puede detectar con facilidad esas fallas llamadas “erratas” y perder con facilidad la confianza en la calidad de la editorial y del escritor. Lo mismo que si encuentra dificultad para entender las ideas que le presentan o hay confusión entre los nombres de los personajes en un texto. Por decir algunos ejemplos de los retos que se presentan al equipó editorial. Ese es otro aspecto a tomar en cuenta.

Los escritores buscan espacios para darse a conocer, pero las editoriales necesitan pagarles una vez que sus textos se han convertido en productos (libros, revistas etc.) y muchas veces es un riesgo para la editorial si el texto no atrae al público cono esperaba.  Hay quien puede desear evitarse todos esos gastos, pero el riesgo de complicarse mucho más la vida y no lograr su objetivo es mayor. Por lo que se pueden ofrecer los servicios editoriales por separado (corrección, maquetación, diseño de imágenes compatibles) pero es el conjunto lo que forma realmente al libro. 

Por eso puede verse que los primeros textos publicados en alguna de las editoriales, es del propio equipo, para no quedar mal con el autor en caso de que no se logren las ventas esperadas mientras se dan a conocer como una editorial confiable en la calidad de sus libros.  

Otro de los temas mencionados es el reto de publicar traducciones, principalmente de otros idiomas. La posibilidad de no llamar la atención, o de no haber conseguido una traducción adecuada que aleje al lector de la idea real por parte del autor, la falta de conocimiento sobre la cultura de una región y muchos detalles más hacen de esto un reto para las editoriales. 
Sin embargo, a los tres creadores les consta que eso enriquece tanto al lector como al autor. Tal como buscan actividades como las de este fin de semana con “Amo los libros” de la Secretaría de Cultura busca sembrar la idea de que el libro constituye un gran instrumento de transmisión cultural en la historia de la humanidad, y que incluso hoy, en la era de las nuevas tecnologías, es una herramienta indispensable para el desarrollo de cualquier población.
Lo que llevó a comentar la necesidad de que las editoriales no gubernamentales empiecen a trabajar con textos de pueblos originarios, que las salas de lectura ayuden tanto con eventos como ese, como con la compra de producciones de las editoriales más pequeñas, las locales, las que todavía piensan en el trabajo artesanal y no en el masificado de las grandes emprensas, donde la cantidad de ventas supera el interés en el detalle ni la cercanía con el lector. 
Para entender el interés de los tres en estas cuestiones, se puede ver un poco de sus trayectorias: 
Luis Fernando Rangel (Chihuahua, 1995). Poeta, narrador y editor. Es licenciado en Letras Españolas por la UACH. Autor de Corridos de caballos (Medusa, 2021; IV Premio Nacional de Poesía “Germán List Arzubide”) y “Dibujar el fin del mundo” (Editores UACH; Premio Estatal de Poesía Joven “Rogelio Treviño” 2017), entre otros. Su obra ha merecido los reconocimientos de los “Juegos Florales de Lagos de Moreno” 2021 en la categoría de cuento y el segundo lugar del Premio Nacional de Relato “Sergio Pitol” 2017. Textos suyos aparecen en revistas de México, Colombia y Estados Unidos, como “Tierra Adentro”, Punto de Partida, Punto en Línea, Rio Grande Review, Nueva York Poetry Review, Visitas al Patio, Cuadernos Fronterizos y LIJIBERO, así como en diversas antologías. Es director de la revista “Fósforo. Literatura en Breve” y director editorial de “Sangre Ediciones”. Actualmente conduce el programa radiofónico “El Pensador” en Radio Universidad de la UACH y forma parte del taller de poesía de Grafógrafxs.

José Alfredo Caro Espinoza (San Buenaventura, Chihuahua, 1992). Egresado de la Licenciatura en Letras Españolas de la Universidad Autónoma de Chihuahua. Actualmente es Jefe de Unidad Editorial en la Facultad de Filosofía y Letras de la UACh, donde es editor responsable de la revista Metamorfosis. Autor del poemario “Eva Gúndersen contra los mosquitos”, ganador del concurso “Soltar las Amarras” 2016 en la categoría de poesía

Édgar Trevizo. Premio Chihuahua de Literatura 2004. Es poeta, traductor, compilador y promotor de la lectura de poesía, principalmente. Es autor de las compilaciones de poesía internacional “Wikaráame Vol. 1 y 2” e “Irétari”, y de selecciones poéticas de Jim Moore, “Ono No Komachi e Izumi Shikibu”, entre otros. Se ha desempeñado como coordinador de talleres literarios, funcionario, editor, catedrático, redactor profesional. Actualmente trabaja en su próximo libro de poemas, una compilación ilustrada de Poesía Indígena de América para Niños y en la compilación de poesía internacional “Constancia de la luz: una historia del corazón humano.”
Quien quiera acercarse a las editoriales para conocer sus trabajos realizados, convocatorias o proponerles colaborar con ellos: 

https://www.medusaeditores.com/home
https://www.facebook.com/Medusaeditores
https://www.sangreediciones.com/https://www.facebook.com/SangreEdiciones
https://www.facebook.com/FosforoLiteraturaEnBreve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: